«Pensaba que el armario de mi dormitorio estaba ordenado, pero cuando Mónica vino a mi casa a enseñarme lo que es el orden en sí y terminó con él…

¡Me sobraba espacio, la visión era totalmente diferente, más colorido, todo en línea!

No solo puso orden sino que me enseñó realmente lo que significan esas palabras. Y pensaba que yo era ordenada… ¡fue la mejor ayuda que pude tener en mi casa!