Con estas 8 cosas, ya tienes todo lo imprescindible para que tus hijos empiecen el curso con buen pie.

Y para que los trabajos y manualidades que suelen traer del cole no acaben desperdigados por toda la casa, te propongo estas ideas:

– Utiliza la nevera de la cocina cómo exposición temporal de los  trabajos, y cólocalos en ella con imanes.

– Los trabajos que hayan quedado mejor, y que merezcan seguir expuestos, enmárcalos en un portafotos o en un marco que no te cueste mucho dinero, y cuélgalo en algún lugar de la casa donde toda la familia pueda verlo.

– En un archivador de fuelle podrás ir archivando los trabajos, una vez que hayan sido retirados de la nevera para dar paso a los nuevos. Clasificalos por meses y una vez finalizado el año, haz una limpieza y quédate sólo con aquellos dibujos más representativo. Escribe en ellos por detrás una pequeña anotación dónde ponga el nombre, el curso, el año, y el nombre del profesor para cuando vuelvas a mirarlos y ya sean mayores, así poder refrescar la memoria.

– Los que decidas descartar, se pueden reaprovechar. Por ejemplo, en el reverso podéis escribir una nota para los abuelos, o escoger 12 de ellos y preparar un calendario para regalar. Otra forma muy chula de reutilizar los dibujos de los peques es usarlos como papel de regalo.

Espero que os haya gustado , y haberos ayudado con el inicio del curso. Me encantará que me contéis como organizáis vosotros la vuelta al cole, y que trucos utilizáis para que todo esté a punto para la vuelta al cole.

¡Que tengáis una feliz semana!