Llevaba tiempo tras ella. La había oído en la radio. Hablaba con un tono pausado que transmitía calma. Y su  forma de contar las cosas tan clara, me habían llevado al punto exacto donde me encontraba. Frente a su último libro. Era un sábado por la mañana cualquiera. Una librería de mi ciudad,  y entre los más vendidos Él… “El libro de las pequeñas revoluciones”. 

La encontré por casualidad. Buceando entre videos, audios y podcasts sobre desarrollo personal, emprendimiento, productividad, y  a saber cuántas cosas más….. En uno de ellos, Sergio Fernández y ella hablaban sobre otro de sus libros “Brújula para navegantes emocionales”. Me quedé atrapada entre sus palabras. Confieso que el titulo de este libro no me atraía especialmente, pero supe que quería saber más sobre su forma de ver el mundo y a las personas.

En este momento, o ya sabes de quién estoy hablando, o estás pensando en irte a buscar en google. No es necesario,  my friend. Se trata de Elsa Punset. Su apellido pone las expectativas altas, y lo cierto es que las supera con creces. Es licenciada en Filosofía y Letras y triple Master. Y no del Universo, ¡no!.  En Humanidades por la Universidad de Oxford,  en Periodismo por la Autónoma de Madrid, y en Educación Secundaria por la Universidad de Camilo José Cela. Y es en esta última donde trabaja en la aplicación de la inteligencia emocional en los procesos de toma de decisiones y aprendizaje de niños y adultos.

“El libro de la pequeñas revoluciones” es un compendio de rutinas,  de vías de escape y  truquillos para salir airoso y superar casi todas las situaciones que te encuentras en la vida.  Nos pasamos la vida preocupado de cuidar nuestro cuerpo y de mantenerlo en forma. Claro, al fin y al cabo es lo que ven los demás  pensamos. Pero, ¡Ay,  cuánto más importante es poner en forma nuestras emociones! ¿Todos los días te tropiezas con alguna situación que no te gusta, y  te quejas de que siempre te pasan las mismas cosas? ¿Has pensando que si cambias tu forma de reaccionar ante ellas quizás desaparezcan como por arte de magia? Pues eso es lo que nos trae Elsa en su libro. Magia para el día a día. Son 250 rutinas repartidas en 4 bloques:

1. Rutinas sólo para tí, para cuidarte, mimarte, activarte, conocerte mejor, celebrar las transiciones y para descansar y desconectar. ¿Suena bien, verdad?

2. Rutinas para enfrentarte con las emociones negativas. Evitar el estrés y la ansiedad. Para protegerte de esas personas tóxicas que tenemos en nuestro entorno. Para perder la vergüenza y el miedo. E incluso para manejar la ira y los enfados. ¿No me digas que no es magia?

3. Rutinas para conocerte, crecer y vivir. Para tener una mente más positiva, más abierta, más creativa. Para conseguir ser más fuerte y más libre.  ¿Suena a superhéroe, verdad?

4. Rutinas para nuestras relaciones con los demás. Con el resto del mundo, con nuestra pareja, con nuestra familia, y con las personas  que trabajamos ¿Sabes cómo causar una buena primera impresión?  En este libro tienes la clave para no pasar inadvertido la próxima vez que tengas que iniciar una conversación con un desconocido.

Es muy fácil, lees la rutina que más te convenga para ese día y a practicar… Además está lleno de frases célebres que te hacen reflexionar, o que te motivan.  Anímate y escribe las que te gusten en  post-it, y pégalas en  lugares estratégicos de la casa o del trabajo. Te darán un empujón cuando más lo necesites.  ¿Qué sería de mi sin el “WORK hard and Be NICE” que veo cada vez que levanto la vista del teclado? Vamos….¡ no lo quiero ni pensar! Cuando tengo ganas de soltar el teclado y dejarlo todo, lo leo, pienso, respiro, vuelvo a posar los dedos sobre las teclas y tiro otro ratito más, ahora  con una sonrisa en la cara.
La revolución comienza cuando abres sus páginas. No es sólo un libro, es también un cuaderno de ejercicios,y varias láminas de  dibujos para colorear. Es un pequeño patio al que te asomas para jugar un ratito y de paso aprendes algo de tí que no sabías, o sí, pero no le habías prestado demasiada atención. Y cuando abandonas el patio… vuelves a la realidad con muchas ganas de poner en práctica lo aprendido,  y con las herramientas necesarias para cambiar las situaciones que no te resultan agradables.

Me he divertido un montón leyéndolo, después de él  la vida  ya no es la misma. Y aquel sábado ya no será  más un sábado cualquiera.

¡ Que tengáis una feliz semana!