Cuando hablamos de la importancia del orden, la mayor parte de las veces pensamos en nuestro hogar. Un lugar dónde estar cómodos y disfrutar, pero también es necesario poner orden en nuestro espacio de trabajo. He tenido la suerte de poder llevar a cabo un proyecto diferente. Uno que no sólo lo verán los miembros de una familia, sino que en este caso es un negocio, y por tanto está a la vista del público.

 

Se trata del almacén de una peluquería. Deseaban que estuviese la mayor parte de la jornada abierto, y de ahí la importancia del orden en este espacio.  Además  había que conseguir que fuese fácil mantenerlo en perfecto estado, ya que el personal entra y sale de él muchas veces a lo largo de la jornada.

 

Era necesario transmitir a los clientes una imagen armónica, y la sensación de orden y de organización de la empresa.

 

Además, era necesario habilitar una zona que permitiese al personal sentarse, descansar y tomar su tentempié.

 

Optamos por muebles, y soluciones de orden que se pudiesen recoger con facilidad, de este modo conseguíamos que se pueda circular por el almacén, sin riesgo a tropezar, ni tener que mover enseres para acceder a los tintes, las toallas, e incluso a los productos de limpieza, ni al perchero.

 

Os invito a que veáis las fotos del antes y del después.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Utilizamos perchas plegables para aprovechar al máximo el espacio y para que la sensación de orden fuese aún mayor cuando las perchas no se están usando. Disminuyendo así el ruido visual.

 

Espero que os haya gustado e inspirado.

¡Feliz semana